martes, 16 de diciembre de 2008

Crítica a la construcción de grandes edificios en Tegucigalpa desde el enfoque filosófico-arquitectónico de Georg Lukács

(Por Darling Arely López)

Georg Lukacs, filosofo de la Europa de post-guerra, tenia una ideología fuertemente influenciada por el marxismo, esto junto a sus tendencias comunistas, le proveyeron un enfoque social muy marcado a sus teorías y estudios sobre estética y arte, afirmando que la influencia de estos no solamente afecta al individuo, sino que posee un ingrediente altamente social debido a la valorización y misión colectiva de estas disciplinas.

Un tema en evidente apogeo actualmente es la construcción de grandes edificios en Tegucigalpa, a simple vista fácilmente podría concluirse que la recesion económica mundial no ha detenido el crecimiento urbano –crecimiento explícitamente físico y no estético- se ven construcciones de todo tipo: comerciales, habitacionales y bancarias, sin embargo esta situación deriva en una interrogante muy importante, ¿Hacia donde se encamina la sociedad debido a este “crecimiento”?


No cabe duda de que en la actualidad la arquitectura o el concepto esencial de la misma se ha perdido casi por completo en esta ciudad, prueba tangible de esto son las construcciones llevadas a cabo el año 2008 el cual ha sido particularmente desastroso para el paisajismo de la ya desgarrada imagen de la cuidad, las bizarras “aportaciones” arquitectónicas al mapa traen a memoria la frase: “cada solución es única”, lamentablemente esta evocación no se debe a la admiración que produce la mano de Miguel Ángel en la capilla Sixtina, es mas bien un deseo agonizante de que estas particulares construcciones no se repitan en el futuro.

La arquitectura no debe ser casual, aun mas cuando la construcción consciente de un espacio tiene lugar sobre una base colectiva, cuado el carácter de un tal espacio no está determinado por las necesidades y las exigencias de un hombre individual sino por las de una comunidad… Lukacs plateó con lo anterior un aspecto crucial de la arquitectura, la “misión creadora del mundo” de este arte no puede en ningún momento responder al ego individual de un hombre, intentando dejar un sello personal en una construcción en lugar de responder a la necesidad de la sociedad, ignorando y negando el entorno y contexto que le provee una comunidad, en este caso, la intención inicial de muchos proyectos en Tegucigalpa debió aparecer como una mimesis vacua del ego de algún constructor que no logró que la finalidad extra-estética del edificio mutara en estética.

El edificio de la cooperativa de ahorro y crédito de educadores de Honduras es un ejemplo claro de lo expuesto anteriormente, Ziegler exponía que la formación arquitectónica en sentido estético tiene que mostrar rasgos cualitativamente nuevos, sin embargo a pesar de la enorme explosión estilística a nivel mundial, este edificio parece haber ignorado su misión evocadora, esa mimesis primordial que debería impulsar la estructura emocional mas allá de los limites de sus finalidades intencionales.


La ausencia de estilo arquitectónico es su característica principal, es simplemente imposible determinar su origen, sin duda, es una nave que debió tener un aterrizaje forzoso en el mundo de la arquitectura contemporánea; comenzando por las formas bizarras de su geometría, y siguiendo con las ventanas de formas extrañas con vidrio de color verde, que fueron colocadas prácticamente al azar, la imagen inicial de esta construcción deja sin palabras. En un inicio cuando el edificio únicamente contaba con el gris del concreto la mayor interrogante era que colores podrían de alguna manera aportar algo a la forma, actualmente el recorrido visual llega inevitablemente a este punto, la elección de la gama cromática es todo un misterio que corona magistralmente la ilógica construcción.


Otro ejemplo impecable de la precaria situación de Tegucigalpa es el edificio principal de Banco de Occidente, un nuevo objeto construido no identificado con un volumétrica caóticamente trabajada, sin una intención clara y con un mensaje sumamente confuso, el edificio en su conjunto carece totalmente de unidad compositiva, y de la misma manera que el ejemplo anterior, la ventanearía parece responder a un orden aleatorio incomprensible.


El estacionamiento es un gran desierto de concreto abierto al público, carente totalmente de área verde o de algún tipo de vegetación, y coronado la inexistente plaza de entrada: una estela maya salida completamente de la nada.



Esta clase de creaciones hacen reflexionar y analizar que clase de mundo esta siendo creado, la misión primordial del arquitecto ha sido dejada de lado, la cuestión es si realmente hay conocimiento de esta misión, y si es así, ¿Por qué se ha ignorado de forma tan descarada y evidente? Lamentablemente son las siguientes generaciones las que se deberán enfrentar a una ciudad totalmente fragmentada, y el reto de homogeneizar y unificar la imagen de Tegucigalpa recaerá sobre las mentes futuras.

Probablemente es aquí donde se encuentra el punto concluyente de esta situación, retomando la acertada posición de Georg Lukacs, es necesario que la arquitectura de nuestra realidad de un salto cualitativo tangible, que logre evocar emociones con carácter colectivo directamente orientado a lo general, y que se termine de una vez la aniquilación del espacio estético-arquitectónico, empero el punto clave y el verdadero detonante de un cambio es el nacimiento de una “misión social”, el poder transmitirla a una sociedad que no ha sido concientizada, que desconoce totalmente la esencia de la arquitectura como arte o al menos los parámetros que la rigen, su sentido antropomorfizador del espacio y su aportación estética mas allá de la demanda y enfoque sujetivo de un individuo.

La misión de los arquitectos por venir será educarse a si mismos en primer lugar y luego educar a una cuidad sumergida en la ignorancia por tantos años de tolerancia, una sociedad en un collage arquitectónico que le ha robado la identidad y que hasta ahora le ha dejado como legado fealdad, desorden y vergüenza.

Bibliografía:

http://es.wikipedia.org/wiki/Georg_Luk%C3%A1cs
*** Inicios de Georg Lukacs, estudios y tendencias ideológicas.
http://www.marxists.org/archive/lukacs/
*** Lukacs y su posición marxista de la sociedad, efectos del capitalismo.
http://www.rebelion.org/docs/37538.pdf
***Antología de textos, Manuel Sacristán sobre Georg Lukacs (1885-¡971)
Paginas 5 y 48 principalmente.

"Una lectura crítica de las Cuestiones liminares de la mímesis estética"
*** Sección II, Arquitectura, paginas 82-141.

0 comentarios: