martes, 21 de octubre de 2008

Arquitectura contemporánea: un pluralismo dinámico

Por: Celia Romero

Quiero iniciar refiriéndome a la cuna del pluralismo, origen de lo que hoy podemos llamar arquitectura moderna, que a su vez, es madre de los movimientos arquitectónicos de vanguardia que constituyen la arquitectura contemporánea – finales del s. XX- inicios s. XXI-. Hablo de la Bauhaus, quien estableció en su tiempo la contribución más importante a la educación estética. Creada en 1919 por Walter Gropius y cerrada en 1933. En ese corto periodo no sólo se crean las bases de lo que hoy se conoce como “diseño” sino que en esta “escuela de arte” se desarrollan y aplican un nuevo tipo de concepciones pedagógicas.

La Bauhaus enmarca sus esfuerzos a partir de la revolución industrial y del romanticismo. Intenta la unidad de los esfuerzos artísticos y cultural-productivo rotas por la industrialización, integrar arte y vida, evitar la descomposición de los géneros artísticos y con ello utilizar el arte mismo como instrumento para una regeneración cultural y social; convirtiéndose en célula germinal de diferentes corrientes aparentemente contrarias entre sí, logrando un equilibrio gracias a sus cualidades organizativas y coordinadoras. En su primera fase se conjugaban el expresionismo tardío y el ideal artesanal de la edad media; en una fase posterior predominan el constructivismo y el programa de una creación de la forma, teniendo presente las exigencias y posibilidades de la técnica y la industria moderna.

La Bauhaus representa una primera etapa pluralista en la historia de la arquitectura. Una primera apertura a numerosas manifestaciones artísticas favorecidas por el desarrollo de la urbanística, el avance tecnológico y las economías postguerra recuperadas para finales de los años 80s. Permite múltiples expresiones en todo el mundo con una mayor libertad en el diseño arquitectónico. A este tiempo se le conoce de varias formas: súper modernismo, nueva modernidad, post-modernismo y de forma más acertada pluralismo contemporáneo, que por definición afirma no la unicidad, sino la multiplicidad. Para el monismo la realidad última es una y para el pluralismo el mundo, la totalidad, está compuesto de realidades independientes las unas de las otras, o bien interrelacionadas.

En arquitectura existe hoy día un estado de pluralismo: ningún estilo, o siquiera modo de arte, es dominante y ninguna posición crítica es ortodoxa. Pero este estado es también una posición, y esta posición es también una coartada. Como condición general, el pluralismo tiende a absorber la discusión, lo que no equivale a decir que no promueve antagonismos de todo tipo. El pluralismo no es una condición reciente. En 1955, Lionel Trilling pudo lamentar la “legitimación de lo subversivo” en una universidad pluralista, y en 1964 Herbert Marcuse pudo incluso condenar el pluralismo como un “nuevo totalitarismo”. Bueno o malo el pluralismo no trata de justificar ninguna postura, sencillamente demanda que “no hay una verdad única, ni una sola explicación; y lo que es aún más, la observación misma debe ser puesta en investigación”. Según lo expresado por los arquitectos Julio Bermúdez y Roberto Hermanson de la universidad de Utah.

En factores prácticos, el pluralismo es difícil de diagnosticar, pero hay dos factores que son indicios importante; uno es un mercado del arte que confía en el arte contemporáneo como una inversión. El otro indicio es la profusión de escuelas artísticas –escuelas tan numerosas y aisladas como para no percatarse de que constituyen una nueva academia. Así, en la actualidad la concurrencia de estos factores permite que arquitectos puedan encontrar espacio y recursos para desarrollar su particular línea filosófica en arquitectura. Ejemplo de ello Eero Saarinen y su expresionismo estructural, Oscar Niemeyer constituido como futurista, último de los modernos, Félix Candela, estructuralista, el gran maestro de las cubiertas o cascarones de hormigón armado, Paul Rudolph, modernista cuyo trabajo presenta una alternativa al uso ortogonal del vidrio y el hacer, Luis Barragán, quien se basó en la búsqueda de una síntesis personal de la arquitectura mexicana con las aportaciones de las vanguardias europeas, Kenzo Tange y su obra basada en diseños donde el concreto es la parte medular de la geometría de sus proyectos. Ellos por citar algunos nombres.

Así pues, la arquitectura contemporánea está oscilando entre un llamado a expresar nuestro tiempo y un llamado a resistirlo creativamente. En vez de elegir una de estas dos posibilidades, hemos sugerido considerar estados híbridos o simbióticos que nos ofrecen una mayor capacidad de elección y evolución arquitectónica. Entendiendo por simbiosis, la definición del arquitecto japonés Kisho Kurokawa: “un pluralismo dinámico que NO busca reconciliar opuestos binarios a través de la dialéctica, sino que sugiere situaciones y productos ambiguos, guiados por situaciones aleatorias, y llenas de multivalencias y contradicciones”.

Desde el punto de vista filosófico, existe la necesidad, es más, el deber del arquitecto de expresar el momento en que vive, en nuestro caso el espíritu de hoy. Esta posición apoya la proyección y construcción de edificios que incorporen las cualidades de nuestra vida y ofrece este pluralismo dinámico libertades para que el arquitecto y/o artista pueda vagar en el tiempo, la cultura y la metáfora diversificando así su respuesta, que puede ser expresionista, por ejemplo, tratando de no partir del mundo exterior para estudiarlo, conocerlo o representarlo, sino que pretendiendo expresar su mundo interior, la esfera emotiva o el espíritu de sí; o una respuesta ecológica: buscando reconciliar la arquitectura con la naturaleza, con el planeta, con el hombre mismo y volverlos un organismo que funcione según todas sus partes se respeten y maximicen entre sí; o contestar deconstructivamente buscando el cuestionamiento y transformación del lenguaje histórico. Lo anterior por citar algunas manifestaciones vivas en este pluralismo o ser tan osado y verter su propia línea puesto que las circunstancias históricas lo permiten.

Respecto al ciudadano común o espectador, esta misma heterogeneidad creativa que al artista le da liberta de expresión, como principal característica pluralista, le permite experimentar los efectos de sus actos y vida en un “lenguaje tan propio como el que él pueda entender” y sentirse plenamente representado o identificado. Esto posible únicamente por la multiplicidad de realidades independientes y/o interrelacionadas entendidas por el pluralismo.

Sintetizando, el pluralismo es la manifestación más amplia de las oportunidades y libertades que podemos gozar y utilizar para ser individuos y entes propositivos y reflexivos de una realidad que vista desde múltiples puntos represente múltiples realidades para muchos otros.

Pluralismo es la más evidente prueba de nuestra constante búsqueda y evolución del pensamiento.

Bibliografía:
· Julio Bermudez BERMUDEZ & Robert Hermanson,
Reflexiones Sobre La Arquitectura Contemporanea,
Este ensayo es una version en español de una ponencia presentada y publicada en la ACSA International Conference en Copenague, Dinamarca (Royal Academy of Fine Arts School of Architecture) en Mayo de 1996 (tìtulo del ensayo publicado: "Tectonics After Virtuality: Returning to the Body"); y en la Serie Anual de Conferencias de Docentes de la Graduate School of Architecture de la University of Utah en novienbre de 1996 (título: "Reflections on Contemporary Architecture".
http://journal3.net/spip.php?article254

· Javier Domínguez Hernández
Universidad de Antioquia
jdomin@nutabe.udea.edu.co,
CRÍTICA PLURALISTA Y FILOSOFÍA DEL ARTE EN A.C. DANTO
http://www.scielo.org.co/pdf/ef/n31/n31a03.pdf

· Ihab Hassan,
El pluralismo en una perspectiva postmoderna*,
Criterios, La Habana, nº 29, enero-junio 1991, pp. 267-288
http://www.criterios.es/pdf/I3813hassan.pdf

· Hal Foster,
Contra el pluralismo*,
Episteme, Eutopías, Documentos de trabajo, vol. 186, Valencia,
España, 1998, 24 págs. Reprod. en: La Gaceta de Cuba, La
Habana, nº 5, septiembre-octubre del 2000, pp. 34-39
www.criterios.es/pdf/fosterpluralismo.pdf

· José Aldo Padilla Hernández,
Arquitectura de hoy (corrientes contemporáneas)
http://encontrarte.aporrea.org/media/49/arquitectura.pdf

· Edad Contemporánea
http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_Arquitectura#Edad_Contempor.C3.A1nea

· Pluralismo
http://es.wikipedia.org/wiki/Pluralismo_%28Filosof%C3%ADa%29

· Ricardo Yepes Stork,
Pluralismo y tolerancia
"Fundamentos de antropología" Pamplona 1996.
http://www.sectormatematica.cl/orientacion/pluralismo.htm

· kisho kurokawa
http://es.wikipedia.org/wiki/Kish%C5%8D_Kurokawa

1 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buena reseña, muy bien explicada, de contenido conciso y objetivo