martes, 30 de septiembre de 2008

Arquitectura de identidad nacional a través de regímenes políticos

Nos complacemos en presentar el ensayo del ex alumno Yanis Alexis Díaz, que cursó la clase el primer semestre del año 2008 y presentó este trabajo final el día 21 de mayo del mismo año. Agradecemos su colaboración.
La arquitectura siempre se ha visto como el arte más social, porque además de ser accesible para todos mediante los sentidos, el ser humano llega a habitarla, contemplarla por muchos años y hacer uso de ella para actividades colectivas. Dentro del ámbito social nos encontramos con la política que a lo largo de la historia ha utilizado a la arquitectura como símbolo para generaciones futuras de sus actividades, logros y grandezas.

En la primera mitad del siglo XX el mundo había experimentado las 2 guerras más grandes y sangrientas de la historia, y donde aparecieron regímenes dominantes que luchaban más que una guerra material, una guerra ideológica en donde el vencedor sería el del movimiento político más fuerte y verdadero: el nacional-socialismo alemán y el comunismo ruso. Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, el nazismo había caído y el comunismo se expandía. En diferentes lugares del mundo, movimientos sociales se gestaban y daban lugar a nuevas dictaduras tipo soviéticas. Pero al mismo tiempo surgían gobiernos y líderes que se oponían a estos brotes rojos, y se presentó un nuevo tipo de dictaduras: los gobiernos militares, opuestos a la ideología socialista. Honduras no fue la excepción.

A comienzos del siglo XX, surgían numerosas corrientes artísticas que proponían un nuevo enfoque de ver la realidad e interpretarla, denominadas expresionistas, que hacían el esfuerzo por ser aceptadas en una sociedad muy dogmática. Sin embargo, los nazis y los comunistas una vez consolidados en el poder, declararon a estos movimientos como degenerados y fueron prohibidos. A pesar de su férrea oposición, la arquitectura nazi y la arquitectura soviética no estaban muy lejos de los expresionistas.

Adolf Hitler consideraba a la raza aria como superior y afirmaba que eran descendientes directos de romanos, griegos y pueblos germanos, y que por ello eran dignos representantes de la grandeza de la arquitectura clásica. Hitler y su arquitecto Albert Speer, proyectaron y diseñaron una Alemania con un claro estilo Neo-Clásico. La escala de las construcciones debía empequeñecer a todos los enemigos de Alemania y marcar claramente la supremacía germana, por el resto de los tiempos. “La arquitectura se escribe en piedra, y la grandeza de un pueblo se escribe en la arquitectura”, dijo Adolf Hitler.

La arquitectura nazi tenía 3 roles principales: a) el de Escenario, para atraer a toda la comunidad en una clara analogía del Thing germano, equivalente al Senado Romano. Aquí la comunidad estrecharía lazos y se unificaría en aras del poder nazi; b) el de Simbólico, al dividir su arquitectura en dos estilos, la claramente neo-clásica para las ciudades, y la völkisch o popular para el área rural, reviviendo así tanto su herencia germana como la supuesta herencia grecorromana; y c) el de Didáctico, en el que a través de representaciones de otros estilos se educaba al pueblo alemán sobre sus orígenes y capacidades. Vieron a la arquitectura como un libro, que ofrece un lugar para guardar un mensaje, los símbolos para impartirlo y los maestros para leerlo.

Entre las obras que Hitler y Speer proyectaron están el Volkshalle o Salón del Pueblo era una clara referencia a la Basílica de San Pedro, pero con una cúpula mucho mayor. Era parte de la reforma de Berlín como capital del mundo. Por otro lado, en Nüremberg se diseñaban los Campos de Relevo del Partido Nazi, que contaban con el Deutsche Stadion, su versión del Circo Máximo Romano, la Große Straße que recuerda a la Vía Apia, y el Campo Zeppelin para los discursos de Hitler, representando un Foro Romano, entre las obras más impactantes.

Era a través de estas construcciones que Hitler quería revivir el espíritu luchador, fuerte y nacional de los alemanes, logrando que las obras representaran la fortaleza, estabilidad y poder del reino que duraría mil años. Sin embargo muchas de las obras nunca se comenzaron a construir, mientras que otras habían comenzado, pero la guerra las detuvo y finalmente, fueron enteramente demolidas por los bombardeos aliados. Es irónico e inevitable observar que un sistema político que tanto persiguió a movimientos “degenerados” como la arquitectura expresionista, compartiera tantas ideas en lo que a grandeza y pomposidad se refiere. Todas las obras proyectadas por el arquitecto Speer, eran construcciones totalmente vanguardistas en tamaño, exageradas en todo aspecto (medidas, proporciones, costosas, etc.) y que utilizarían tecnología de punta para su realización, una vez terminada la guerra de conquista. Su variante fue que sus fachadas se basaban en un estilo ya existente, que sin embargo era únicamente un medio para llegar al fin absoluto: el poder y la grandeza alemanes eran inigualables. La idea de supremacía alemana que la arquitectura nazi quería reflejar, se derrumbó el 9 de Mayo de 1945, día en que los rusos conquistaron Berlín y el Tercer Reich dejó de existir.

Al otro lado del espectro se encontraba la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, gobernada por Iosiv Stalin. A pesar de llevar un sistema socio-político totalmente opuesto al nacional-socialismo alemán, compartía su visión de que todas las formas de expresionismo eran arte degenerado y por lo tanto prohibido. Sin contar con un arquitecto en particular como Speer, Stalin encomendaba los trabajos a prácticamente cualquiera que lograra satisfacerlo. Inclusive el mismo LeCorbusier participo en el concurso para diseñar el Palacio de los Soviets.

Partiendo de un estilo claramente ruso, el constructivismo que se mantuvo por mucho tiempo como estilo único, se fueron dando diferentes variaciones a lo largo del tiempo de Stalin en el poder. Al final de su mandato, la arquitectura soviética proponía tanto un estilo Neo-Gótico como Neo-Clásico/Renacentista para sus obras gubernamentales que reflejaran la pequeñez del hombre ante la grandeza del socialismo, cosa que los nazis también querían representar a través su estilo Neo-Clásico. El ideal que estas obras querían reflejar, también fue variando a medida que los estilos evolucionaban. Con los primeros edificios puramente constructivistas, como el Instituto Textil en Moscú, la idea era la igualdad y colectividad del sistema socialista. Para cuando se llegó al estilo Neo-Gótico, como el edificio principal de la Universidad de Moscú, lo que se quería demostrar era grandeza, poder y capacidad económica.

Las obras residenciales y de uso público no variaron mucho en concepto, forma e ideología. Se trabajó con idea de que se vivía en una sociedad comunista, por lo tanto la primera necesidad a resolver era la colectividad y la igualdad, como se refleja en el sinnúmero de urbanizaciones y proyectos habitacionales como el de Budapest, Hungría. Las residencias se proyectaban como unidades unifamiliares o multifamiliares, con fachadas prácticas, puras y ausentes de decoración. La inspiración para todas estas obras era la conocida frase de LeCorbusier, “máquina para vivir”. Cientos y miles de estos complejos de apartamentos fueron creados en las cercanías de las fábricas para la rápida movilización de obreros. Eran construcciones baratas y rápidas, reflejo del lema soviético “lo complicado no funciona, lo rápido y fácil es lo útil”. En el uso público, los soviéticos hacían uso de numerosas plazas y parques dispersos por toda la ciudad, adornadas con fuentes, escalinatas, jardines y el elemento más importante, monumentos y estatuas. La idea era que las plazas eran las obras perfectas para la relación y unión interpersonal, fortalecía los brazos de la comunidad y perfeccionaba el sistema socialista. Los monumentos eran alegorías a la grandeza del pueblo soviético y al dolor, esfuerzo y dedicación con la que los rusos lucharon la Guerra Patriótica (Segunda Guerra Mundial). Todas las estatuas y monumentos eran representaciones de soldados luchando, caminando hacia el frente, o como la más famosa de todas, la estatua de Mameyev Karen en Volgogrado, que representa a la Madre Patria alentando a todo el pueblo a luchar.

El estilo arquitectónico soviético fue algo que también se propagó a todos los estados satélites después del final de la Segunda Guerra Mundial, y sirvió como el estilo por excelencia de todas estas dictaduras, como es el caso del Parlamento de Rumania, hasta la caída de la Unión Soviética en 1991.

La victoria soviética sobre los nazis y la esperanza de una mejor vida para la sociedad fueron puntos de partida para muchas revoluciones siendo las más exitosas (o al menos las que han sobrevivido hasta hoy) la cubana y la china. Los chinos poseen una gran historia y sin embargo fueron capaces de unificar sus ideales comunistas con su legado ancestral. Obras como la Plaza Tiananmen es un claro ejemplo de cómo el socialismo incursionó en un país, lo afectó pero no lo reemplazó o hizo que olvidara lo que era. Todas sus construcciones desde la revolución socialista han seguido los lineamientos soviéticos: sencillo, rápido, práctico, construcción de plazas y parques.

Cuba es el otro caso, con un claro estilo modernista, Art Deco y tropical previo a la revolución, como el Edificio Bacardi, que al llegar los rojos al poder, se dedicaron a re-decorar las fachadas con motivos revolucionarios, como la de la Plaza de la Revolución, con el gran rostro del Ché adosado. Obras como monumentos y plazas siguen la tendencia socialista, como el monumento a José Martí, y la vivienda sigue el modelo habitacional soviético. Al igual que China, todas las construcciones post-revolución han sido muy similares al estilo ruso.

Argentina arranca a comienzos de los 30’s con un claro estilo Art Deco y modernista y muy apegado al realismo social de finales del siglo XIX. Para los años 40’s con Juan Domingo Perón al poder, el estilo arquitectónico argentino cobraba su estilo particular, reflejado en obras como la Casa Vilar, la Casa Acosta, o la variedad de municipalidades de Coronel Pringles, Guamini, y los cementerios de Saldungaray, Laprida y Azul. Posterior a Perón se instalaron regímenes militares que al igual que el ex –mandatario estaban en contra de toda ideología roja. Durante el mandato de las diferentes juntas militares, la arquitectura argentina siguió su curso con un estilo cada vez más refinado. Este estilo fue difundido por todo el cono sur y tuvo un auge muy importante en Chile, donde también se modificó en un estilo propio.

Honduras se vuelve un caso particular. Con una historia y cultura muy rica, y una paleta de dónde obtener inspiración arquitectónica es impresionante que las primeras grandes construcciones se hayan dado con Tiburcio Carías Andino. A pesar de estar en contra de la ideología comunista y un fuerte aliado de Estados Unidos, se considera a Carías como el primer dictador moderno que tuvo Honduras. Sin embargo también se considera una época en la que Honduras tenía cierta estabilidad social. Numerosas obras públicas se construían y quizás la obra que más se recuerda, probablemente por ser un ícono de la actual cultura hondureña, es el Estadio Nacional construido en 1948 y obra del arquitecto Francisco Pratts.

Para los años 50’s, con Juan Manuel Gálvez al poder, el modernismo iba entrando con cierta fuerza de la mano del arquitecto Mario Valenzuela, diseñador del Palacio Legislativo. El objetivo era en parte desligar a Honduras del historicismo y presentar al país como aliado de la modernidad. Tanto Valenzuela como Pratts trabajaron en conjunto atacando diversos temas, siempre de la mano del modernismo, como ser vivienda social y ordenamiento vial.

Sin embargo terminado el Palacio Legislativo y el Banco Central, Honduras entra a una época de conflictos internos y los militares toman el poder. En esta época, desde mediados de los 50’s hasta finales de los 80’s, Honduras se mantiene en un momento en el que la producción y el avance arquitectónico se congela. No es sino hasta entrados los años 90, que Honduras comienza a asomar intentos arquitectónicos de vanguardia, sin embargo, nunca se logró una consolidación definitiva. La vivienda nunca adopta un sistema como el socialista, altamente práctico y sencillo, ni un ideal de conciencia comunitaria desarrollando plazas públicas y lugares de esparcimiento, o algún elemento arquitectónico que lo representara y pudiese llamarse propio.

A pesar de ser estilos arquitectónicos de regímenes militares desaparecidos, es imposible decir que con la arquitectura nazi y la soviética no se creara un estilo que reflejara y elevara la identidad de un pueblo, no era la mejor salida políticamente hablando, pero logró englobar las características de toda una historia y una nación, y mostrarlas e inculcarlas en su población. Ambos regímenes generaron un estilo arquitectónico basado en sus métodos de presión, pero que fue visualizado como un medio para alcanzar su identidad como nación, ya sea olvidada, perdida, o recientemente adquirida.

En una época en la que China apunta a ser una potencia mundial, su cambio es inevitable. Se aprecian obras vanguardistas y tan ajenas a esa costumbre socialista, pero no dejan de tener ese ‘algo’ chino. Serán las lucecitas que nunca olvidan, el rojo y el amarillo en todas las fachadas o las lámparas de papel redondas, pero es inevitable ver cómo se ha mantenido esa identidad arquitectónica. Un ejemplo de la evolución es la sede del CCTV, diseñado por OMA. En la actualidad, Cuba se ha mantenido re-deco-rando algunos de sus edificios pre-Castro con meros afiches anarquistas y pintados en rojo, y sin embargo se siente un estilo muy particular, una sola mezcla caribeña, Art Deco y socalista-modernista, que reflejan ese espíritu cubano. El Cono Sur ha seguido muy fielmente su inclinación arquitectónica desde los 30’s, con ejemplos de arquitectos vanguardistas como Felipe Assadi y Mathias Klotz, ambos chilenos, pero que no pueden hacer a un lado su origen. Lo que estos tienen en común, es que ninguno cambió su identidad por la instalación de nuevos regímenes, sino que siguió firme a sus tradiciones, costumbres e identidad, algo que ya tenían muy claros y bien grabados en su historia como nación.

Honduras vuelve a ser el caso particular. Nunca tuvo una arquitectura que se pudiera llamar hondureña o propia, la identidad y la historia no se ven reflejados en ningún lugar en los actuales edificios. Existe una imagen, la imagen vendida en la que la arquitectura de Honduras es la de revistas de estilos de consumo que aparentemente tienen un gran empuje en el país, y sin embargo ni eso se ha podido ‘hondureñizar’ y transformar, como lo hicieron los cubanos o los chinos.

Es realmente irónico cómo en sociedades opresoras como los nazis y comunistas, se obligaba a buscar, revivir o encontrar esa identidad que cada pueblo añora tener y exponer a todo pulmón. Estas corrientes políticas murieron hace mucho tiempo, pero su arquitectura es claramente identificable en cualquier lugar. Por otro lado, sociedades que tenían claramente definidas sus identidades, no sufrieron gran alteración en sus estilos arquitectónicos. Claros ejemplos son China, Cuba y Argentina, que hoy en día siguen diseñando sin desligarse de sus orígenes. Honduras sin embargo ni en épocas opresoras, ni en épocas democráticas ha podido congelar su identidad en arquitectura, ‘en piedra’, como los nazis, o teniendo tanto de donde obtener ideales, con tan rica cultura, no rescatarla como los chinos. Es realmente triste que la arquitectura, como la mayoría de los aspectos del país, siga en manos de unos pocos que prefieren lo ‘Florida’ a cualquier cosa hondureña por considerarla ‘arcaica’.

Izq: Maqueta del reordenamiento de Berlín. Al fondo se aprecia el VolksHalle, y al centro el Arco Triunfal diseñado por el mismo Hitler. Der: Maqueta del VolksHalle. Nótese la escala, con la Puerta de Brandeburgo a la derecha.




















Campos de Relevo del Partido Nazi. Al fondo el Märzfeld (Campo de Marcha), el Deutsche Stadion a la derecha, el Campo Zeppelin a la izquierda, la Große Straße (Gran Calle) al centro, el KongreßHalle (Salón del Congreso) al centro, y abajo la plaza Luitpold.
















Der: Maqueta del Deutsche Stadion. Frente al estadio, la Große Straße. Izq: Arquitectura Völkisch, del pueblo de Ordensburg Sonthofen




















Campo Zeppelin. Izq: Vista aérea Der: Iluminad0 por focos de armas antiaéreas.













Instituto Textil, Moscú


Universidad de Moscú, Rusia














Unidades habitacionales, Budapest, Hungría





Parlamento Rumano, Bucharest
Plaza Roja, Moscú















Conceptos del arquitecto Yakov Chernikov para ciudades soviéticas

















Mameyev Karen, Volgograd


















Memorial de Guerra, Kiev








Minero y agricultor, Moscú




















Monumento a los Héroes del Pueblo

Plaza de Tiananmen con la
y el Gran Salón del Pueblo Puerta de Tiananmen al fondo














Puerta Tiananmen




CCTV

















Edificio Bacardi Plaza de la Revolución





Monumento a José Martí















Casa Vilar, Argentina Casa Wladimiro Acosta, Argentina









Cementerio de Saldungaray, Argentina Cementerio Azul, Argentina







Municipalidad Coronel Pringles

Cementerio de Laprida, Argentina




















Casa Once Mujeres, Mathias Klotz Casa Schmidt, Felipe Assadi













Palacio Legislativo, Tegucigalpa












BIBLIOGRAFÍA

· Nazi Architecture
Wikipedia
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://en.wikipedia.org/wiki/Nazi_architecture

· Third Reich in Ruins
Geoff Walden
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://www.thirdreichruins.com/

· New York Architecture Images
Artículo: Fascist Architecture in Germany
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://www.nyc-architecture.com/ARCH/Notes-Fascist-GER.htm

· Communist Gothic: Architecture by Yakov Chernikov
Avi Abrams
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://www.darkroastedblend.com/2007/05/communist-gothic.html

· Stalinist Architecture
Wikipedia
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://en.wikipedia.org/wiki/Stalinist_architecture

· Urban planning in communist countries
Wikipedia
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://en.wikipedia.org/wiki/Urban_planning_in_communist_countries

· Historical memorial complex “To the heroes of the Stalingrad battle”
CIC Volgograd
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://mamayevhill.volgadmin.ru/00_n.htm

· Arquitectura en Cuba: Art Decó y Modernismo
gert.defever @ advalvas.be
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://membres.lycos.fr/architectuur/cuba/es-cuba.html

· “El Navegante Solitario”
Blog
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://images.google.hn/imgres?imgurl=http://farm2.static.flickr.com/1005/718548605_ecef549f87.jpg&imgrefurl=http://www.metayer.com.ar/%3Fp%3D242&h=500&w=375&sz=145&hl=es&start=76&um=1&tbnid=gEifuhHVAFYPcM:&tbnh=130&tbnw=98&prev=/images%3Fq%3Dmonumental%2Bdeco%2Bin%2Bpampas%26start%3D72%26ndsp%3D18%26um%3D1%26hl%3Des%26lr%3D%26sa%3DN

· Juan Perón
Wikipedia
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://en.wikipedia.org/wiki/Juan_Per%C3%B3n

· Apuntes históricos del congreso nacional de Honduras
Congreso Nacional
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://www.congreso.gob.hn/DatosHistoricos.htm

· Establecimientos e instituciones culturales
Sistema Nacional de Cultura
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://www.oei.es/cultura2/honduras/cap8.htm

· Tegucigalpa y el modernismo
El Heraldo
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
http://www.elheraldo.hn/nota3.php?nid=76376&sec=10&fecha=2007-06-09

· Imágenes obtenidas de:
Buscador de imágenes Google
Clave: house planning soviet, nazi architecture, albert speer, stalinist architecture, urban planning soviet, soviet sculptures, arquitectura cuba, tiananmen, soviet china, coronel Pringles, cementerio azul, cementerio saldungaray, cementerio laprida, arquitectura argentina 1930, tiburcio carías andino, arquitectura honduras, mario valenzuela, francisco pratts, estadio nacional Tegucigalpa, palacio legislativo tegucigalpa, congreso nacional tegucigalpa
Consulta: Miércoles 14 de Mayo, 2008
www.google.com

4 comentarios:

HBN dijo...

Aunque el trabajo es un resumen y parece interesante, la parte dedicada a Cuba parece indicar que en los ultimos 50 años solo se han "redecorado" fachadas con ¿¡carteles anarquistas!? curioso termino o aquello de "cuando los rojos llegaron al poder", una acotación: cuando llegaron al poder no eran "rojos".

Hay muchisimas obras cubanas posteriores a la revolución que también sintetizan la identidad nacional, como es el caso de las "Escuelas Nacionales de Arte", la CUJAE, la unidad vecinal de Habana del Este, etc. ademas de la inmensa obra de restauración (no solo de fachadas) en la Habana Vieja, ejemplos que supongo que usted conocerá, habiendo estudiado la arquitectura cubana, si desea profundizar en algo de ello puedo sugerirle algunos enlaces, ademas del blog sobre arquitectura cubana: http://arquitectura-cuba.blogspot.com

Por ultimo felicitarle por el excelente blog, gracias.

Anónimo dijo...

Hola marce que tal? disculpa que te moleste pero fijate que yo no pude ir el viernes a clase y la verdad me di cuenta de que dieron unos temas para exponer,y pues yo quiero pedirte un favor:de que si me puedes indicar el tema que debo estudiar para exponer el viernes,te lo agradecere mucho....por favor atte:Ana Zeron
ahhh y muchisimas gracias por haber creado este espacio que es de muchisima ayuda,cuidate mucho.... y gracias de antemano...

marcela dijo...

Hola Ana, enviame tu dirección a este correo: rasp_marcela@msn.com, si no pudiste bajar el archivo del libro que está en los últimos post, yo te lo puedo enviar y podés exponer sobre "el peligro del deconstructivismo", pero igual contactame porque hicimos un ensayo el viernes y podrías presentarlo también.

SQIAR LTD dijo...

I'm glad to be reading this article, I simply want to offer you a huge thumbs up for your great information.
Tableau Guru
www.sqiar.com