lunes, 3 de octubre de 2011

Concurso para Estudiantes de Arquitectura PMKTL

Hace un par de días se abrió un concurso dirigido a todos los estudiantes de arquitectura mundialmente, con el objetivo de motivarlos y enriquecer su experiencia estudiantil. Este blog fue contactado personalmente y a continuación se presenta la invitación al evento. A continuación encontrarán la información necesaria (en inglés), así como los links al evento, nombre del contacto y el correo.

Esperando su atención:

To the responsible of Die Gläserne Kette,

My name is Guillermo Carone and I’m writing as the co-founder of the site www.archmedium.com. From ArchMedium we organize International Architecture Competitions for Students that we believe help them get motivated and enriches their learning experience.

We believe this event can be of great interest for the readers of your site, and because of that we would like to ask for your collaboration in the task of promoting the new contest we’ve just launched under the name of “Paris Market Lab”.

A post about it will be great, or any link back to our page, mention in newsletters, etc. whatever you feel more comfortable with if you decide to help us will be welcomed.
At the end of this email you can find some links to the graphic material of this contest as well as the complete rules, but if you need anything else don’t hesitate to ask for it and we will do our best to provide it to you.

Here is a brief description of the competition theme and project:

Proposal

Gastronomy is without a doubt one of the largest economic activities in the world. With the appearance of new restaurants like the Bulli by Ferran Adria among others, a new concept of cooking has been born, where investigation and research have become key to understand the present and future of gastronomy.

From ArchMedium we will like to propose the creation of a new restaurant concept that we have called “Maket Lab”. The Paris Maket Lab is a complex where kitchen is taken to a new level; not only in the way that dishes are prepared but also in the way the clients interact with it. The Market Lab acts as restaurant and cooking school at once, and it wants to be nothing less than one of the best in the world in both categories.

The chosen site is strategically located a few steps away from the Sain-Germain market at the heart of Paris, forcing the new design to integrate and dialogue with all the history and the urban planning that surrounds it.

Jury:

The Jury will be formed by:

  • President of the jury: Gustavo Gili
  • Urban Planning: Estaninslau Roca
  • Architect: Josep Bohigas
  • Specialist (Cooker): Gontzal Bilbao
  • Invited Architect from Paris: Alejandro Lapunzina

Prizes:

  • 4000 Euros in Chash
  • Publication of the project in the TC Cuadernos magazine, Future Arquitecturas, SUMMA+ and WA+wettbewerbeaktuell.
  • 1 year subscription to the ON Diseño magazine.
  • Exhibition at the Architecture University of Barcelona (ETSAB) and Buenos Aires (UBA)

Calendar:

September 15th 2011

Registration period begins

January 31st 2012

Submision deadline



You will be able to find more information including the complete rules of the contest, pictures of the site, etc. by following the link below:
http://www.archmedium.com/mediakit/Concursos/PMKTL_Pre.php

Thank you in advance for your time and please don’t hesitate in answering to this e-mail if you have any comment, doubt or feedback.

Sincerely,
Guillermo Carone.
concursos@archmedium.com


lunes, 18 de julio de 2011

Una denuncia hacia el deber y/o derecho de la arquitectura sostenible

Por:Juan Carlos Montalván
Ensayo Primer Periodo 2011

Hoy en día la arquitectura sustentable se está convirtiendo en una necesidad impulsada no únicamente por un mercado de oferta y demanda sino también por una respuesta moral de parte de los diseñadores ante la problemática ambiental a la que se enfrenta el planeta y de la cual el negocio de la arquitectura es en gran parte responsable.

Pensar en una arquitectura ecológica, es pensar el edificio como un organismo vivo interactuando en un determinado ecosistema. Es un modo de concebir el diseño arquitectónico buscando aprovechar los recursos minimizando el impacto ambiental de las construcciones sobre el ambiente natural y sobre los habitantes para lograr un equilibrio entre las demandas de la sociedad, el medio ambiente y la economía y en última instancia, la restauración de daños ya causados. Todo mediante una propuesta apoyada en las herramientas pasivas y activas.

Generalmente se interpreta erróneamente el significado de la Arquitectura Sostenible. En cada etapa del proceso de diseño aparecen una serie de falacias de lo que percibimos como arquitectura sostenible. Por ejemplo en la crítica que nos presenta Martín Lejarraga con el título “Lo sostenible es una coartada para seguir haciendo lo mismo” nos dice:

“Expresando el riesgo de actuar sabiendo que tus acciones están siempre siendo auditadas y chequeadas y puestas en cuestión. La energía que eso supone, la adrenalina que tienes que generar continuamente para poder estar atento. En la arquitectura hay una parte intelectual y otra que es el negocio, que no me atrevo ni a calificar porque no participo mucho en ese mundo. Pero lo que no es negocio es la guerra, y una guerra cada día más complicada y más difícil porque el ámbito del negocio va ocupando la actividad social y por tanto de la actividad arquitectónica. Las dificultades de sacar adelante cualquier obra son cada vez mayores.” 1


Maqueta Lejarraga

Es en este caso la arquitectura se ve posesionada por la parte económica, la cual no pretende un interés en un aspecto que no sea de aumento de la ganancia ni en aportar una pequeña colaboración para el desarrollo del medio ambiente; dificultando la labor del arquitecto se ve obligado a balancear entre sostenibilidad y negocio .En el siguiente párrafo de el autor Martin Lejarraga continua:

“La mayoría de las veces que se habla de estos términos son palabras huecas que intentan dar un barniz a cualquier tipo de intervención aunque luego no tengan nada de sostenibles. Se usa con facilidad e impunidad porque muchas veces se trata de engañar a los demás. La arquitectura de verdad, la arquitectura a secas, ha sido siempre sostenible. Lo demás, lo que entendemos por negocio, nunca ha tenido que ver con eso y ahora tampoco por mucho que le pongan algo más de aislamiento y placas solares. El concepto de sostenibilidad no pasa por ahí pasa por un planteamiento previo mucho más importante que se resume en la frase de Bartebly “preferiría no hacerlo”. Lo primero que hay que plantearse es si la intervención es realmente necesaria y en qué términos. Hemos convertido lo sostenible en una coartada para seguir haciendo lo mismo, para seguir construyendo miles de viviendas innecesarias en lugares donde no se debería construir”. 2

El autor presenta una denuncia sobre la concepción errónea de arquitectura sostenible de hoy en día. En esta época la palabra sostenibilidad es un termino muy popular el cual solo se pronuncia una y otra vez pero no lo aplicamos en arquitectura ya que se habla de muchos elementos que contribuyen a lo sostenible y los cuales adornan las propuestas de diseño pero no se responde a las demandas de la sociedad en cuanto a sostenibilidad, contexto y aspiraciones.

“A lo largo de los años, el arquitecto ha ido perdiendo el prestigio de un técnico competente y preocupado por su trabajo. Y ese caudal de profesionales preocupados ha ido desdoblándose en dos ramas: la rama a la que le da todo igual, que van a ser una pieza más del engranaje constructivo y del mercado y otros arquitectos que quieren marcar la diferencia. La sociedad, que es inteligente, rechaza a unos y a otros. A los primeros porque la falta de compromiso la ven en sus viviendas. Y la otra rama, mucho menos numerosa, en su afán, a veces perverso, por hacer las cosas distintas, se queda en todo lo contrario, en tratar de imponer una serie de actuaciones que la sociedad no necesita o no entiende o le resultan caros e inabordables. Y se preguntan ¿no hay una forma de abordar las cosas de forma proporcional, honesta, tranquila, adecuada?” 3


Terraza en el Bosque

En la página web de Red Verde Ciudadana en su editorial “Hacia una Arquitectura Ecológica” el arquitecto Horst Schmitges invita a reflexionar sobre la arquitectura como si se tratase de un ser animado: “Pensar en una arquitectura profundamente ecológica, es pensar el edificio como un organismo vivo interactuando en un determinado ecosistema. Por ejemplo: una persona ingiere alimentos y elimina sus desechos, inhala oxigeno y exhala anhídrido carbónico. Si entendemos a la arquitectura como un organismo vivo, vemos que: necesita materiales para su construcción que generan un impacto ambiental; consume agua y elimina aguas grises y negras; toma aire exterior y despide aire viciado; necesita energía: eléctrica, gas, carbón, leña y petróleo, y elimina calor, radiación electromagnética, ruido y contaminación. Estos son los componentes del ciclo energético de una casa. Evaluar el impacto de cada uno de ellos y diseñarla de tal modo que los ciclos se auto regulen en armonía con los ciclos de la naturaleza, es nuestro desafío.”

¿Qué es entonces una arquitectura ecológica?

Es aquella que establece una interrelación armoniosa con la Naturaleza y con el Hombre. - Integrándose al ecosistema local: haciendo uso de los materiales y evaluar su impacto al entorno y armonizándolo logrando un conjunto que emule a los organismos vivos en cuanto a eficiencia y adaptabilidad, una relación entre el contexto y la obra arquitectónica que presenta soluciones al daño ocasionado a los ecosistemas tomando en cuenta las necesidades físicas, económicas y espirituales que siempre se han expresado en la arquitectura.

Para abordad una solución ala discrepancia que nos ocupa, el libro hacia una arquitectura sostenible nos plantea: “Para crear una arquitectura que se integre en los ciclos vitales de la Naturaleza, lo primero que debe hacerse es analizarla e intentar entenderla al máximo. Hay que evitar caer en el error de intentar emular simplemente la forma o la estructura de ciertos organismos naturales, y tampoco sirve de ayuda intentar usar la Naturaleza como fuente de inspiración. El modo de hacer las cosas del hombre, con ayuda de la tecnología que ha creado, es totalmente diferente al modo de hacer las cosas de la Naturaleza, y sus mecanismos naturales.”4

Podemos mencionar muchos principios de la arquitectura sostenible pero siempre diremos “ese principio lo cumplimos”, se puede ejemplificar con algunos principios esenciales y por los cuales debemos regir la arquitectura sostenible; tal es el caso de valorar: valorar las necesidades no solo cubrir las necesidades del cliente sino la del entorno del mismo modo, el sector de la construcción es el responsable de aproximadamente el 50% del vertido de residuos y emisiones en todo el mundo. Gestionar ecológicamente los desechos la modulación de suelos, paneles de tabiquería, paneles de fachadas produce inevitablemente una enorme cantidad de residuos. Utilizar materiales reciclables la “planta libre” y el concepto de desligar la estructura portante de los cerramientos y distribuciones del edificio, lo único que crea es un disminución de inercia térmica, y por tanto, la imposibilidad de un ahorro sustancial del consumo energético.

“En ningún caso el hombre ha pretendido realizar una actividad constructiva que estuviera integrada, en mayor o menor medida, en los ciclos naturales de la naturaleza.”5 Intentando maquillar la arquitectura racionalista usual con elementos sostenibles, lo único que va a conseguir es un encarecimiento de los edificios, pero no va a hacer nada por el medio ambiente.

“No pretendamos tapar el sol con un dedo”

La arquitectura sostenible es algo que debe nacer desde el momento en que el arquitecto se sienta a conceptualizar el diseño no debe ser producto de una imposición o necesidad de adaptarse a la última tendencia “verde” sino que debe ser producto de un conjunto de valores que reflejen cierta actitud o verdadero compromiso por el medio ambiente. Solo un arquitecto verdaderamente consciente de esto es capaz de comprender los mecanismos de la naturaleza, y traducirlos en una propuesta apoyada en conocimiento para lograr un equilibrio entre el hombre y su entorno.

“Una cosa es concebir y otra es producir”


Aprovechemos al máximo los recursos, maximicemos la utilidad del edificio y disminuyamos su impacto ambiental para que nuestras propuestas no sean solo mascaras de sostenibilidad donde el solo poner un panel solar o una losa ajardinada nos haga creer que estamos haciendo arquitectura sostenible. Tenemos que ver más allá de lo evidente, de lo simple para ofrecer un producto bien fundamentado que realmente merezca llamarse arquitectura sostenible.


1 Martín Lejarraga, “Lo sostenible es una coartada para seguir haciendo lo mismo”, párrafo titulado “Dices que la arquitectura es como ir a la guerra todos los días, vaya riesgo, ¿no?.
2 Martín Lejarraga, “Lo sostenible es una coartada para seguir haciendo lo mismo”, párrafo titulado “Es que quizás en estos momentos “sostenibilidad” sea la palabra de moda en el Mundo.”
3 Martín Lejarraga, “Lo sostenible es una coartada para seguir haciendo lo mismo”, párrafo titulado Esto, igual que lo que cuentas de las maquetas, provoca un alejamiento entre arquitecto y usuario.
4 Libro hacia una arquitectura sostenible Titulo: “La creación de Naturalezas Artificiales” pagina 9-10
5 Libro hacia una arquitectura sostenible pagina 12


Web grafía

http://es.wikipedia.org/wiki/Arquitectura_sustentable
http://www.redarquitectura.cl/2009/09/02/martin-lejarraga-lo-sostenible-es-una-coartada-para-seguir-haciendo-lo-mismo/
http://www.barcelonaenergia.cat/document/actualitat/hacia_una_arquitectura_ecologica.pdf

miércoles, 18 de mayo de 2011

Concurso para estudiantes: “Rethinking Mallorca’s seafront”

ArchMedium es un proyecto dedicado a la organización de concursos para estudiantes (con la colaboración de la Universidad Politécnica de Catalunya y la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona y la asociación de Universidades de Arquitectura IFOU) con el objetivo de formar a los futuros arquitectos de cara a este tipo de eventos y generar a su vez un entorno internacional y multicultural donde se encuentran propuestas arquitectónicas provenientes de todas partes del mundo, enriqueciendo así el proceso de aprendizaje.


Recientemente hemos abierto el periodo de inscripción para un nuevo concurso titulado “Rethinking Mallorca’s Seafront“. RMS_Flyer_Front A continuación os paso algunos datos de interés sobre el concurso y os invito desde ya a visitar nuestra web www.archmedium.com para acceder a toda la información (bases completas, imágenes, planos, etc.

Propuesta: 

El turismo es sin duda una de las actividades económicas más grandes del mundo.
Son muchas las costas que han sido indiscriminadamente castigadas por la especulación inmobiliaria hasta puntos casi irreparables.  Existen innumerables ejemplos de ciudades creadas alrededor de la actividad turística; como Benidorm en la costa Española, Playa del Carmen en México, Cartagena en Colombia, etc.  Irónicamente muchos de estos lugares paradisiacos pierden su encanto al ser masificados incluso para los propios turistas que lo potenciaron. 
La arquitectura carga con parte de culpa en todo este proceso, pero también tiene la oportunidad de recuperar y corregir sus errores. Está en manos de la arquitectura hacer del desarrollo de esta actividad económica un medio sostenible que permita conciliar los intereses de todas las partes. 
Es por eso que proponemos para este concurso repensar el frente marítimo de Cala Millor aprovechando la eliminación del tráfico rodado y potenciando el paisaje.
El ámbito de estudio está enmarcado entre uno de los proyectos piloto que se está impulsando desde el Consell Insular de Mallorca en el marco del Convenio Europeo del Paisaje.

La convocatoria es pública, internacional, y está abierta a todos los estudiantes de grado, que puedan acreditar mediante algún documento oficial (matricula, carnet de estudiante, etc.) su condición de estudiante en el momento en que se abre el periodo de inscripción.
También pueden participar aquellos estudiantes de postgrado cuyo título de grado no tenga más de 3 años de antigüedad (de ese modo se considera una formación continuada).
La participación puede ser individual o en grupo, siendo seis el máximo número de integrantes por equipo permitido.

Jurado: 

El jurado contará con la presencia de los siguientes miembros:

  • Presidente del jurado   Carlos Ferrater
  • Arquitecto y Urbanista:  Biel Horrach
  • Arquitecta y Paisajista:  Maria Goula
  • Arquitecto y Urbanista:  Ricard Pie
  • Geógrafo y Doctor en Ciencias de la Tierra:   Luís Gómez
  • Representante de la asociación Hotelera de Cala Milor: José Marcial

Premios:

  • 4000 Euros en Efectivo
  • Publicación en las revistas: Future Arquitecturas, TC Cuadernos y WA
  • 1 año de subscripción a la revsita ON Diseño
  • Exposición en UPC /ETSAB (Facultad de arquitectura de Barcelona) en el marco del congreso bianual organizado por el IFOU y en la FADU (Facultad de Arquitectura de Buenos Aires).

Calendario:

15 Mayo 2011

Inicia el periodo de inscripción

4 Noviembre 2011

Fecha límite de entrega de propuestas

Las bases completas las podrás encontrar en este link:
http://es.archmedium.com/Concursos/RMS/Descargas/ES_Bases_RMS.pdf

RMS_PosterRMS_Flyer_Back

martes, 17 de mayo de 2011

Daniel Libeskind, 17 palabras de inspiración arquitectónica

Daniel Libeskind, 17 palabras de inspiración arquitectónica



optimista v/s pesimista

expresiva v/s neutral

radical v/s conservador

emocional v/s fría

inexplicable v/s entendida

mano v/s computador

compleja v/s simple

política v/s evasiva

real v/s simulada

inesperada v/s habitual

sin procesar v/s refinada

acentuada v/s inexpresiva

memorable v/s olvidable

comunicativa v/s callada

arriesgada v/s segura

espacio v/s moda

democrática v/s autoritaria

Con estas 17 palabras Daniel Libeskind define su visión de la arquitectura en esta breve pero intensa charla en TED Talks. El video a continuación.


domingo, 30 de enero de 2011

La arquitectura modular

La Comunidad Urbana de Bordeaux es una aglomeración de 26 comunas, que tiene como oficina pública de vivienda una institución llamada Aquitanis. Hace poco se lanzó un concurso para realizar viviendas modulares en la comuna de Floirac y las propuestas de cuatro agencias de arquitectura, con especial en la ganadora, fueron expuestas en el centro Arc en rêve. El proyecto se llama Rosa Parks y el concepto de modulación aplicado fue bautizado como Sylvania.DSC04163La exposición se mostró en dos salas y por medio de fotos, planos, videos, una maqueta de un corte por fachada, folletos, pequeñas maquetas y hasta cubitos se trató de explicar, de forma muy accesible, el tema de proponer casas en serie desde un nuevo punto de vista. DSC04158La economía del proyecto

No tratar la economía del proyecto como una limitación que impide la expresión arquitectural, pero como un parámetro del proyecto al mismo nivel que los otros: el sitio, el paisaje o el programa. La economía puede orientar la reflexión y el esfuerzo en puntos que alimentan el proyecto de una manera a veces inesperada.

La economía no es forzosamente sinónimo de “menos” en cada parte del proyecto.

Es una elección de la repartición de las limitantes y de jerarquía resultando en el equilibrio específico del proyecto.”DSC04071La primera sala exponía las propuestas y el resultado final, a cargo de la agencia TETRARC architectes. Se explica el método constructivo, de módulos con estructura de madera, que pudieran encajarse como un rompecabezas. Existen diferentes módulos según las funciones: los elementales que consisten en un módulo sanitario, uno de cocina, uno de habitación, uno de sala de estar, además de los adicionales como acceso, módulos de gradas, circulaciones, armarios, áticos, sótanos. Combinando los módulos elementales y los adicionales se obtienen diversos tipos de casas que van desde el T1, estudio de una sola pieza, hasta el T5, de 5 piezas, pudiendo armarse en diversas volumetrías, cuadrado, rectángulo, en L, en T, en S, etc, permitiendo así crear elementos estándares pero formas múltiples, adaptadas según el cliente y sus necesidades. DSC04073 DSC04072Alojamientos que atraviesan

La vista es primordial porque conecta el alojamiento al contexto.

Ella asegura la calidad de la unión entre adentro y afuera.

Los espacios que atraviesan permiten la circulación de la vista y del aire.

Dirigir la mirada de una parte a la otra para ampliar el espacio del alojamiento y enriquecerlo.”DSC04082DSC04081DSC04080DSC04079DSC04078DSC04077DSC04074Superficies corregidas

Transformar la percepción de las superficies estandarizadas de los programas ampliando los espacios con prolongaciones exteriores apropiadas, piezas sin calefacción, terrazas. En el interior, reducir lo más que se pueda, incluso suprimiendo cuando sea posible, las circulaciones, los pasillos, las desarticulaciones en beneficio de los espacios para vivir.”DSC04075 DSC04083DSC04085DSC04090DSC04091 DSC04094 DSC04098 DSC04100Ninguna jerarquía entre las piezas

No pensar que ciertos espacios están sometidos a otros pero decirse que la calidad de una cocina o de una sala de baño vale tanto como la de un cuarto o una sala de estar. No suponer usos atribuidos a las piezas, pero dejarlos a la libre interpretación de los habitantes. Hacer que cada pieza del alojamiento disponga de una buena superficie y de una posibilidad de abertura al exterior.”DSC04101 DSC04102DSC04103DSC04104DSC04105DSC04106DSC04107La segunda pieza se concentró en explicar la vivienda modular a través de la historia y sobre el concepto del proyecto, tanto en su aspecto de variabilidad como la filosofía. Se trata de hacer casas de bajo costo pero también funcionales y que ofrezcan una buena calidad de vida, hasta del punto de vista psicológico. DSC04108Una pieza exterior por alojamiento

La pieza exterior es para el alojamiento un lujo necesario. Prolonga naturalmente los usos contenidos en el alojamiento.

Debe poder albergar actividades como comer, jugar, leer, dormir, la jardinería, la reparación.

Cuando sea posible, entrar en el alojamiento por la pieza exterior, como se entra en una casa pasando por el jardín.”DSC04124DSC04123DSC04122DSC04118 DSC04120La exposición es muy interactiva en el sentido que se pueden jugar con las maquetas, los bloques, se pueden leer todos los textos explicativos del proyecto y se pueden ver en tarjetas cada uno de los módulos, en isométrico y planta. Es una excelente manera de educar al público en cuanto a conceptos arquitectónicos pero también en promover un proyecto de una entidad gubernamental.    DSC04110DSC04133DSC04153DSC04154El espacio de más

La pieza suplementaria, la pieza de más, es un elemento indispensable al buen funcionamiento del alojamiento. Puede tomar la forma de un sótano, un ático, una bodega o un gran armario. Permite desarticular las otras piezas, ordenar, almacenar con el fin de dejar un espacio más fluido a los usos cotidianos.

Dar un “más” al alojamiento es ofrecerle una posibilidad de otros usos aparte que los funcionales y los programados como comer, dormir, bañarse… Fabricar “esquinas”, pequeños espacios adicionales donde pueden ponerse en marcha funciones que superan aquellas designadas por el programa: un pequeño estudio, un rincón para la televisión, un espacio para el sofá-cama.”DSC04129DSC04156DSC04157

sábado, 8 de enero de 2011

Los inicios de la conservación de monumentos en Francia

La institucionalización de la conservación del patrimonio en Francia comenzó a finales del siglo XVIII, con los episodios ya relatados que desembocaron en la inauguración en 1795 del primer museo dedicado a los monumentos franceses, por Auguste Lenoir. Sin embargo esos esfuerzos por la protección de obras contrastaban con la venta de bienes nacionales en 1792, donde el Estado francés puso al alcance de manos privadas, que no excluían especuladores, muchas de las obras confiscadas con el fin de mejorar las finanzas gubernamentales. También hubo mucha destrucción de numerosos monumentos ligada a la expansión de las ciudades o a la instalación de las vías férreas.

Los cambios en el paisaje que se producían por la desaparición de esos monumentos, el traumatismo resultante pero también la nostalgia por la Francia del ayer fue lo que inspiró a Isidore Taylor, Charles Nodier y a Alphonse de Cailleux a publicar los “Viajes pintorescos y románticos por la antigua Francia”, una publicación ilustrada cuya primera edición de 1820 se dedicó a la Haute Normandie. Su propósito era valorizar los monumentos del país, consagrando cada volumen a una región específica.

Es importante mencionar el rol decisivo en la protección de monumentos que jugaron las sociedades científicas formadas por eruditos locales. En 1824, Arcisse de Caumont, asociado con Charles de Gerville, crea la Sociedad de Anticuarios de Normandía –que funciona todavía de nuestros días- con el objetivo de “buscar antigüedades y hacer estudios relativos a la historia nacional y a la conservación de monumentos”. (Gerville es el creador del concepto de “arte románico” que designaría, en términos sencillos, obras arquitectónicas que contienen arcos de medio punto y bóvedas de cañón corrido construidas entre los siglos V y XII. Crea un catálogo que clasifica formas artísticas de acuerdo a su cronología, sentando así las bases de la Historia del arte. Pero su noción de historia es una de progreso, de ciclos históricos, esa que considera que todo arte comienza con formas arcaicas, evoluciona hasta su cúspide clásica para luego entrar en una fase degenerativa.)

Diez años después Caumont crea la Sociedad francesa de arqueología, que igualmente se dedica al estudio y conservación pero no a la restauración de monumentos. Esta organización es la responsable de la publicación del “Boletín monumental” y del “Congreso arqueológico de Francia”, que cada año se centra en el estudio de una región. El impacto de esta sociedad fue enorme, generando organizaciones similares en todas partes del país que estudiarían y protegerían monumentos, llegando a veces hasta comprarlos. Por ejemplo en Gironde, la Sociedad Arqueológica de Bordeaux participó en la protección de los castillos de Blanquefort y Roquetaillade, este último restaurado por Viollet-le-Duc.

Desde 1819 el Ministerio del interior destina una parte de su presupuesto a los Monumentos históricos, pero es hasta 1830 que el ministro del Interior, François Guizot, crea el rol de Inspector de monumentos históricos cuyas funciones eran de armonizar los esfuerzos de protección del patrimonio entre los diferentes actores y crear un inventario de los monumentos a ser protegidos. Guizot se interesa en crear este inventario porque los monumentos permiten comprender la sociedad que las creó. Designa a Ludovic Vitet como primer inspector, seguido por Prosper Mérimée quien mantuvo ese puesto desde 1834 hasta 1860.

En 1835 Guizot crea el Comité de artes y monumentos, quien hace estudios e inventarios de los monumentos franceses y cuenta con grandes personalidades, entre ellas obviamente Vitet, Mérimée, Taylor, pero también se extiende a escritores como Victor Hugo, pintores, arquitectos y arquéologos.

Es hasta 1837 que se crea la Comisión de monumentos históricos, bajo la dirección del Consejo de edificios civiles que se encarga de controlar los trabajos que se realizan sobre estos designados monumentos. En 1840 aparece la primera lista de 1034 edificios que son clasificados bajo esta categoría, donde tienen un puesto importante los edificios de la Edad Media. El Comité de artes y monumentos era responsable de la publicación del “Boletín arqueológico”, que no tenía tapujos en juzgar e incluso condenar las intervenciones de la Comisión que muchas veces se encontraba en el lado opuesto de un mismo dilema de restauración. Esto es una particularidad del sistema francés de conservación donde se diferencian las tareas de inventario de aquellas de protección.

Sin embargo el personaje más emblemático de la restauración de monumentos en Francia es Eugène Emmanuel Viollet-le-Duc (1814-1879), quien tiene el mérito de haber sido el fundador de una escuela de restauración y de un estilo: el neo-gótico. Viollet-le-Duc es uno de esos arquitectos rebeldes del siglo XIX quien se rehúsa a entrar a la Escuela de Bellas artes porque se oponía a su sistema rígido. Su formación consiste en la experiencia que adquirió en los talleres de Jean-Jacques Huvé y Achille Leclère, pero son sus viajes por toda Francia e Italia que causan un gran impacto en él.

Le-Duc era un firme defensor de la Edad Media y del estilo Gótico, argumentando que es antes que todo un sistema de construcción y proporción (y no uno de decoración como se creía en la época). Creía que es un arte nacional, racional y laico. Nacional porque el Gótico se origina en Francia y en ese sentido es más lógico exaltarlo que el arte de la Antigüedad que es una exportación griega y romana. Es racional porque la ojiva, símbolo por excelencia del estilo, responde a la voluntad de hacer más altas las iglesias por motivos religiosos, pero también por razones de salubridad: para aumentar el volumen de aire en los edificios. Y es laico porque ve en la ojiva el símbolo de los combates de la Razón contra la Autoridad, de la burguesía contra el feudalismo y después de todo, los arquitectos del siglo XIII eran todos laicos.

Contra el sistema educativo de su época que imponía cánones de una Roma idealizada, Le-Duc pensaba que la forma de construir en Italia y en Grecia no era importable en Francia por razones como el clima o los materiales y consideraba que “la imitación irracional de formas extranjeras destruye la identidad nacional”.

Es el autor de numerosas obras, entre ellas los 10 tomos del “Diccionario razonado de la arquitectura francesa del siglo XI al XVI”, donde en la entrada “Restauración” enuncia: “Restaurar, la palabra y la cuestión son modernas. Restaurar un edificio no es mantenerlo, repararlo o rehacerlo. Es restablecerlo a un estado completo que pudo nunca antes haber existido en un momento dado”. Este acercamiento de llevar un edificio a un estado ideal condiciona la restauración de monumentos durante el siglo XIX, pero ya no es aplicable en nuestra época cuando se restaura únicamente si se tiene suficiente información sobre la obra en cuestión, limitándose a proteger y a cristalizar en caso contrario.

Viollet-le-Duc aprendería gran parte de su oficio siendo asistente de Jean-Baptiste Lassus en la restauración de la Santa Capilla, trabajo encomendado al arquitecto Félix Duban. Desde estos trabajos ya se empieza a ver que las restauraciones se acompañan de investigaciones previas. Con 26 años se le confía la basílica de Sainte-Marie-Madeleine de Vézelay, pero también sobresalen sus intervenciones en la basílica de Saint-Denis, el castillo de Pierrefonds, la ciudadela de Carcassonne y por supuesto, la catedral de Notre Dame de Paris, en la que trabajó de nuevo con Lassus.

Pero hablar de Notre Dame obliga a explicar la influencia transcendental de Victor Hugo, no sólo en la valorización de esta obra pero del arte medieval en general. DSC03493 Hugo (1802-1805) fue desde siempre un verdadero defensor del patrimonio, publicando en 1825 un panfleto contra los destructores de edificios de la Edad Media llamado “Guerra a los demoledores”. DSC03411DSC03420DSC03423 “Nuestra Señora de París”, publicado en 1831 (reeditado con ilustraciones en 1836) tiene como personaje principal la catedral; describe la ciudad en 1482, y hace un llamado a la protección del arte medieval que es escuchado por las élites de la época debido al éxito rotundo del libro. DSC03424DSC03425 DSC03427DSC03426Dos años después esboza el proyecto de rendir homenaje a los castillos medievales así como hizo con las iglesias en una novela que se hubiera llamado “Quinquengrogne”, nombre de una de las torres de cañón del castillo de Bourbon-L’Archambault, pero el proyecto no se realizó. En 1834 publicó “Literatura y filosofía mezcladas”, denunciando también destrucciones de edificios. Documenta sus viajes con textos y croquis, como por ejemplo los publicados en “El Rhin, cartas a un amigo”, “Viaje a los Pirineos”. En “Quatrevingt-treize”, publicado en 1873 retoma las intenciones de “Quinquengrogne” describiendo “La Tourgue”, inspirado en el castillo de Fougères. DSC03433DSC03434DSC03431 Así que la catedral era un proyecto determinante para Le-Duc y Lassus debido a su notoriedad. Ganan el concurso para su restauración gracias al informe que presentan al Ministerio de Cultos y de la Justicia, el estudio previo que comenzaron 3 años antes de iniciar los trabajos que sentaría las bases de lo que se consideraría una buena restauración: aquella que incluyera una observación exhaustiva de la arquitectura del edificio pero también una documentación adecuada, investigaciones históricas y arqueológicas. DSC03436DSC03438DSC03437DSC03485 DSC03442 Los arquitectos se niegan a utilizar materiales o técnicas contemporáneas en aras del respeto a los métodos medievales y a causa de la calidad dudosa de los materiales de su época. DSC03443DSC03444DSC03446DSC03455DSC03459DSC03463Sin embargo, a pesar de las investigaciones siempre se dieron interpretaciones, sobre todo en la decoración. Argumentando que la estructura era lo más importante Le-Duc se dio permiso de transformar la galería de los reyes de Judea en galería de los reyes de Francia. En las esculturas de las portadas aparecen incluso dos representaciones del arquitecto mismo; se le agregaron quimeras al edificio.DSC03473DSC03475DSC03479DSC03481Le-Duc sigue siendo una figura central en la cronología de la conservación, pero también es controversial justamente por todas esas licencias que se daba en las restauraciones que llevó a cabo. Es cierto que ya se tenía en marcha todo un sistema de valorización de edificios medievales, pero su personalidad, sus publicaciones y sus influencias, en arquitectos posteriores como Boeswillwald, o Anatole de Baudot que tendría a su cargo la primera escuela de arquitectura-restauración, la Escuela de Chaillot, además la exportación de sus teorías a otros países, serían claves para la forma en que se estudiaría un proyecto y se realizaría su restauración, a partir de entonces y todavía en nuestra época.

Bibliografía:

Christian Gensbeitel, Seminario “Restaurar el monumento medieval”.

Philippe Durand, Seminario “Arqueología general e inventario general”.

Marc Saboya, Seminario “Identidades nacionales en la arquitectura del siglo XIX: el caso de Francia entre 1820 y 1900”

Jean-Michel LENIAUD, Viollet-le-Duc ou les délires du système, ediciones Mengés, Paris, 1994